website Ir al contenido
🎁 ¡Regalo gratis en tu pedido!
✨ Pide ahora y llévate 2 regalos asegurados
TERMINA EN
00 Días
:
00 Horas
:
00 Min.
:
00 Seg.

Diferencias entre la cafeína y la teína

Una de las preguntas que lleva siglos pululando por toda la humanidad: ¿son lo mismo?, ¿actúan igual?

Se suele creer que la teína y la cafeína son dos sustancias distintas. Que algún ente superior les dio la misma terminación gramatical, pero que de parecido solo tienen el efecto. Esto no es del todo así, en ninguno de los casos.

Estás a punto de leer la respuesta que llevabas años buscando: son la misma molécula, una metilxantina. La diferencia es que las encontramos en distintos tipos de planta y que su estructura molecular cambia ligeramente, estando una más “libre” y la otra más “conectada”.

Las dos (cafeína y teína) actúan como estimulantes, simplemente cambian de nombre dependiendo de en qué alimento las encontremos. Es por eso que podemos oír hablar de la guaranina o la mateína cuando se habla de las moléculas presentes en el guaraná o en el mate.

Del mismo modo, encontraremos la misma molécula sintetizada en productos que no la contienen de forma natural, como por ejemplo las bebidas energéticas, los refrescos y algunos medicamentos que buscan contrarrestar la somnolencia de sus propios efectos, aunque normalmente allí la seguiremos llamando cafeína.

Qué efecto producen

Al tener una estructura molecular distinta, la cafeína y la teína no producen el mismo efecto en nuestro cuerpo. Cuando lo que estamos tomando es cafeína, las moléculas son absorbidas rápidamente por el cuerpo, dándonos energía o estimulación durante un par de horas.

Si nos tomamos una taza de té, el cuerpo hace más esfuerzo, al tener que romper los enlaces internos de la molécula para absorber la teína. Por eso es probable que notemos que tarda más en hacernos efecto y que, normalmente, no nos aporta tanto nerviosismo como el café.

Diferencias entre la teína y la L-Teanina

Otra confusión habitual consiste en pensar que la teína y la L-Teanina son lo mismo. Y tampoco es verdad. En este caso, se trata de dos moléculas absolutamente distintas. Siendo la teína, como hemos comentado, lo mismo que la cafeína: una molécula que actúa como estimulante cuando es absorbida por nuestro cerebro, la teanina es un aminoácido que tiene el poder de reducir el estrés y aumentar la relajación.

Es por ello que el matcha, que contiene ambas, crea un estado de calma-alerta. La unión de las dos moléculas hace que la energía de la teína se libere de forma paulatina, durante unas 4-6 horas y genere en el cerebro una sensación de concentración y energía, a la vez que tranquilidad y facilidad para conciliar el sueño.

Es por ello que se recomienda sustituir el café por el matcha a todas aquellas personas que presenten cuadros de nerviosismo y ansiedad, sin dejar de aplicar otras técnicas que mejoren su calidad de vida en este sentido. De esta forma, no tendrán que renunciar a la concentración y vitalidad de la cafeína en su día a día pero tampoco sufrirán los estados de alteración que produce el café, sobre todo en aquellos que toman más de una taza al día.

El mismo compuesto químico, un nombre distinto dependiendo del alimento en el que se encuentre. A partir de ahora, ya sabrás que cuando se esté hablando de cafeína y teína, se estarán refiriendo, en realidad, a lo mismo. Sean conscientes de ello, o no.


Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada..

Otros Artículos

Seleccione opciones